Autoexclusión. ¿Qué es y cómo realizarla?

La autoexclusión es una alternativa para los apostadores inmoderados, que les permite no ser admitidos (ser excluidos) en los establecimientos de juego cuando toman conciencia por sí mismos o por consejo de terceros, de que su manera de apostar se ha tornado peligrosa o descontrolada.

Consiste en la solicitud de ser excluido por parte de la Empresa cada vez que intente ingresar al establecimiento. Para ello, el interesado deberá completar voluntariamente un formulario por escrito, que se canalizará a través del personal de Atención al cliente de la Sala de juego.

Naturalmente, este método sólo es efectivo si el interesado ha tomado conciencia y está preocupado por la situación que atraviesa. Recordemos que la Autoexclusión es una medida más de ayuda para su tratamiento y/o rehabilitación y no una solución en sí misma. Como es de suponer, el jugador compulsivo puede fácilmente violarla concurriendo a otro casino, si su intención es “hacerse trampa a sí mismo”.

La Empresa facilitará los medios para realizar la Autoexclusión, comprometiéndose a colaborar en la ayuda que el cliente solicita.

Datos a considerar frente a la autoexclusión

  1. La Autoexclusión sólo podrá ser solicitada en forma personal.
  2. Si un padre/madre de familia pretende solicitar la Autoexclusión de algún hijo menor de 21 años, bajo su patria potestad, deberá presentar nota de solicitud, acreditando fehacientemente ser el padre, madre, tutor o encargado legal.

Para obtener mayor información:

Jugadores anónimos

Línea Vida 24hs: 011-1544126745

Juego Responsable

De lunes a viernes de 7 a 13hs. 0800-555-6743

Centro de Salud u Hospital más próximo a su domicilio.